fbpx

Tres experiencias de cómo, por las malas, el mundo busca cuidar el ambiente

Olas de calor extremo, altos precios del combustible y dificultades para respirar son algunas de las razones porque varios países del mundo están comenzando a buscar soluciones a los grandes dilemas ambientales. Durante décadas, científicos y ambientalistas advirtieron de las consecuencias nefastas del cambio climático, sin mucha atención de los gobiernos. En esta nota, te contamos qué se está haciendo en el mundo y por qué.

Cada vez hace más calor, en verano las temperaturas son insoportables, pero en últimos años, también se han registrado picos de calor inusitados en invierno.

Son evidentes los extremos entre los periodos de sequías o inundaciones, fenómenos meteorológicos cada vez más agresivos, lo que a su vez desencadena una serie de afectaciones sanitarias, económicas o habitacionales, que influyen en la calidad de vida de las personas y también en el aumento de precios de los productos.

Hoy, la crisis climática, aunque muchas personas quieran seguir negándola, afecta directamente a las personas en situación de vulnerabilidad y también ya se la siente en la economía mundial. Las autoridades del mundo, tuvieron la oportunidad de prever y de realizar políticas públicas en favor del medioambiente, que en algunos casos son efectivas, por su contundencia. Pero esto no es suficiente ya el esfuerzo debe ser colectivo y no de un gobierno en particular.

A continuación te contamos tres experiencias de países y regiones, que por las malas, están aprendiendo a buscar favorecer al medioambiente. Este es un compilado de cuáles fueron los problemas que se presentan y algunas de las soluciones que se pueden implementar para mitigarlos, según el Programa de las Naciones Unidas Para el Medioambiente (PNUMA):

Altos costos del combustible / Más eficiencia energética

Desde hace años se viene hablando sobre la necesidad de buscar opciones al uso del combustible fósil, que no solo es costoso para el bolsillo, sino también para el medioambiente.

No obstante, debido a los intereses de las grandes petroleras y la influencia de los potentados en las decisiones políticas de los países, generó constantes trabas a estas opciones más sustentables.

En 2022 se registró un histórico aumento en el precio de los combustibles, debido a la guerra en Ucrania y la recuperación económica post pandemia que aun continúa.

Esta situación que embretó económicamente no solo a la ciudadanía de los diferentes países, sino además hizo que grandes y pequeñas empresas de todo el mundo busquen estrategias para disminuir gastos y, a la vez, reducir las emisiones de gases que agravan la crisis climática.

En ese marco, surge la iniciativa Unidos por la Eficiencia (U4E) y también la predisposición de los países para sumarse. El objetivo de este esfuerzo global es lograr la transición hacia electrodomésticos y equipos eficientes desde el punto de vista energético.

¿Por qué esto reduciría los gastos de industrias y empresas? Al lograr la eficiencia energética, a través de dispositivos, bombillas y motores más eficientes, se logra reducir las facturas de electricidad en las empresas, además de impulsar la adopción de energías renovables.

Además, lo más importante, esto podría significar una diferencia considerable para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

¿Cómo se puede lograr esto? A través de medidas como los Estándares Mínimos de Eficiencia Energética (MEPS); el etiquetado de los productos; el monitoreo y la verificación del mercado; e incentivos financieros.

En ese marco, el PNUMA hizo un análisis de cuánto puede reducir y ahorrar cada país con estas medidas. En el caso de Paraguay, podría ahorrar hasta USD 73 millones solo en energía.

Contaminación del aire / Reducir emisiones

El aire que respiramos es cada vez más poluído, lo que se siente con más intensidad en la época de incendios forestales y urbanos, debido a la sequía y las altas temperaturas. Sin embargo, esa contaminación se viene dando de manera progresiva y constante por el modo de vida de las ciudades y la falta de políticas públicas más amigables con el ambiente.

Como ejemplo de este caso, el Programa Para el Medioambiente habla de Camboya, un país ubicado en el sudeste de Asia, al cual se lo conoce por la arquitectura colonial francesa de Siem Reap, se está volviendo cada vez más vulnerable a la contaminación del aire.

Sin embargo, Camboya no es el único país que se enfrenta a la contaminación atmosférica. Es más, casi toda la población mundial respira aire insalubre, en ese punto, estamos hablando del 99%. Además este tipo de contaminación causa unas 7 millones de muertes al año.

Siguiendo con el caso de Camboya, por primera vez, elaboró un informe nacional en el cual se midieron los contaminantes atmosféricos perjudiciales para la salud. Además se realizó un compilado de datos sobre el agua, la agricultura, la construcción, la energía y el transporte.

“En el informe del PNUMA sobre el comercio mundial de vehículos usados se llegó a la conclusión de que Camboya es uno de los países de la región con una cantidad significativa de importaciones de vehículos usados, que suelen tener más de 10 años de antigüedad y contribuyen significativamente a la contaminación del aire y las emisiones climáticas”, refiere la nota denominada ‘Camboya prepara el camino para un aire más limpio‘.

En ese contexto, uno de los objetivos del plan nacional de aire limpio implementado en ese país, consiste en aumentar los estándares mínimos para emisiones de vehículos. También buscarán restringir el límite de antigüedad de los automóviles importados. Esto impulsa la transición de la flota automotriz del país a vehículos más nuevos y menos contaminantes.

Otros aspectos a mejorar consisten en: una mejor gestión de la liberación de polvo y partículas, en las construcciones; mejorar estufas y cocinas y, cambiar el biogás por biomasa.

Altas temperaturas / Más árboles

De un tiempo a esta parte, la tendencia urbanística que apuntaba al “desarrollo”, que consistía en eliminar espacios verdes y derribar árboles para construir edificios. Ahora, por las malas, y a través del análisis de ingenieros y biólogos, se sabe que el exceso de cemento en las ciudades, promueve las inundaciones y aumentan el calor.

Si bien en Sudamérica es más común que las temperaturas sean muy elevadas, en los últimos años, el calor fue más intenso. Esto mismo ocurrió en Europa, continente en el cual, usualmente son más intensas las temperaturas bajas que las altas.

Sin embargo, en el último verano, las olas de calor pasaron la cuenta, al causar incendios forestales y cientos de muertes en España, Italia, Francia, Portugal y Grecia. Esto se vio agravado porque las aceras y las estructura de hormigón absorben e irradian calor.

“De no actuar por mitigarlo, en 2030, se estima que se perderían 80 millones de empleos a tiempo completo en todo el mundo debido al estrés por calor, lo que resultaría en pérdidas económicas de US$ 2,3 billones”, señala a nota del PNUD: ‘As heatwaves blanket Europe, cities turn to nature for solutions‘.

En ese contexto, la recomendación es volver a plantar árboles, esos mismos que fueron talados para construir ciudades y caminos. Jonathan Duwyn, Jefe de la Unidad de Ciudades del PNUMA, resaltó que es necesario diseñar los paisajes urbanos con más vegetación y agua. Además, de reducir el consumo de energía de los edificios.

En ese punto, los especialistas resaltaron que los árboles son imprescindibles para el enfriamiento de las ciudades.

“Se han visto ejemplos en ciudades de todo el mundo que están experimentando con formas nuevas y sostenibles de mantenerse a una temperatura fresca, desde el pavimento frío en Tokio hasta los techos verdes ecológicos en Toronto”, agrega la nota.

En ese contexto, el PNUMA desarrollo un complejo material sobre la solución que se puede presentar al medioambiente en seis sectores, que resume todo lo mencionado en la nota:  Energía; industria; agricultura y Alimentación; Bosques y Uso del suelo; Transporte; y, Construcciones y Ciudades.

Related Posts
Read More

¿Se merece Asunción ser conocida como la Capital Verde de toda la región?

Asunción es conocida por sus naranjos y sus flores, gracias a canciones que han inmortalizado esa idea, pero también como una ciudad con gran cantidad de árboles, lo que nos valió la distinción de capital verde de Iberoamérica. Sin embargo, la abundancia de árboles, no implica que sean áreas protegidas. De hecho, la ciudad registra menos del mínimo recomendado de metros cuadrados como área verde por habitante. ¿Se merece Asunción el título de capital verde?
Read More

Buses eléctricos reducirán emisión de gases contaminantes y costos operativos

Asunción necesita tener al menos 500 buses eléctricos para cumplir con los objetivos 2030, de modo a reducir los gases de efecto invernadero. Además, los buses eléctricos ayudarán a disminuir costos operativos de las empresas, pero hasta ahora no existe un plan maestro del Estado para migrar de un sistema movido a combustible fósil a uno eléctrico, además de la falta de ingenieros en transporte urbano para solucionar problemas básicos de movilidad en la capital.
Read More

Reserva de Médanos del Chaco podría estar en riesgo y te contamos por qué

Una iniciativa legislativa que ya cuenta con media sanción en el Congreso pretende realizar prospecciones en busca de petróleo en el Chaco, una idea que cada tanto emerge en el país. Esto afectará significativamente la biodiversidad de la reserva natural Parque Nacional Médanos del Chaco. Tras varios intentos, la pregunta es si es realmente viable la explotación de hidrocarburos en esa región y si es rentable hacerlo, considerando la afectación ambiental.
Read More

En San Ber estarían loteando áreas protegidas y el municipio no da la cara

En algunos puntos del país el desarrollo urbano avanza a pasos acelerados, por lo general, sin considerar el impacto ambiental. Ejemplo de esto, es la conocida ciudad de San Bernardino, que forma parte de la cuenca del Lago Ypacaraí, ya que según informaron desde el Ministerio del Ambiente, se estarían comercializando terrenos en medio de predios considerados áreas silvestres protegidas. ¿Cuál sería el riesgo para el medioambiente?