fbpx

Los siete NO a tener en cuenta para bajar de peso y no morir en el intento

Cuando está por llegar el verano, se acerca un viaje a la playa o un acontecimiento importante para el que queremos vernos bien, la mayoría de las personas recurre a métodos extremos, ejercicios excesivos o dietas estrictas. En este material te hablamos exactamente de eso que NO tenés que hacer para bajar de peso, porque que te pueden llevar a un ciclo interminable de cambios corporales bruscos, así como alteraciones de estados de ánimo.

Estar en forma y tener una vida saludable es uno de los principales objetivos de las personas. Algunas logran llegar a un estilo de vida sano, otras se esfuerzan por ser fitness y están quienes solo intentan tener el peso ideal por un tiempo y después se dan por vencidas porque sus métodos son insostenibles y vuelven a sus antiguos hábitos de alimentación.

Sobre este tema, Latitud25 conversó con la nutricionista Angie Paiva para hablar acerca de qué hábitos hay que evitar hacer para llegar a un peso saludable. En este material te hacemos una lista de seis cosas que NO hay que hacer para tener un mejor estilo de vida.

1. No a la dieta estricta

Uno de los primeros errores es justamente enmarcarse en dietas estrictas, cuando está llegando el verano, debido a la preocupación por bajar rápidamente los kilos ganados meses atrás.

Las consecuencias de las dietas estrictas pueden ser posteriores carencias de nutrientes, pueden dar un efecto rebote, porque dejamos de comer, bajamos de golpe y cuando llegamos a la meta –al soltar la dieta–, subimos más de lo que bajamos por un mecanismo compensatorio que tiene el organismo de recuperar el peso perdido.

También se pueden manifestar trastornos de la conducta alimentaria, por eso las dietas no son recomendables, lo importante es apuntar a un plan de alimenticio que se pueda sostener.

Por más de que uno empiece en setiembre con el objetivo de llegar al verano, tiene que caminar hacia algo que va a poder hacer en diciembre y el resto del año que viene.

“Tengo que corregir los malos hábitos alimenticios que pueda tener, puedo estar comiendo grande, puedo estar picoteando fuera de hora, puedo estar comiendo mucha comida chatarra: muchos delivery, puedo saltarme algunas comidas y exagerar después en la noche”, ejemplificó.

2. No a los ejercicios exagerados

El segundo error es el ejercicio excesivo, uno dice: “ahora voy una hora de funcional una hora de caminata y me mato haciendo ejercicios”; no es algo sostenible en el tiempo. El entrenamiento excesivo tiene dos contracaras: una es que te puede dar más apetito y segundo que también me puedo lesionar.

“Entonces tenemos que elegir un ejercicio o deporte que yo disfrute, tengo que buscar algo que sea real, yo tengo que cumplir con tres o cuatro veces a la semana, donde me quede cerca, no cuestiones que estén de moda nada más”, advirtió.

3. No a los bocaditos por ansiedad

Otro de los errores es buscar muletillas (bocadillos) para calmar la ansiedad. Si nosotros comemos estos alimentos que tienen pocas calorías o ninguna caloría, fortalecemos el hábito de comer por ansiedad, entonces al final no nos curamos.

“Hoy uso gelatina, pero mañana voy a comer una chipita”, ejemplificó.

4. No abusar con las porciones, ni siquiera las saludables

Otra falla de las personas que quieren bajar de peso es exagerar con las porciones de lo saludable: todo es sano, pero es mucho, eso hace que uno se acostumbre a volúmenes grandes y cuando hay otra comida más calórica, nos excedemos porque adquirimos la capacidad de almacenar más alimentos dentro del organismo.

“No porque es ensalada es libre o porque es un bife, me como cuatro bifes. Hay que trabajar las porciones de todo, no exagerar con lo saludable o sino no voy a alcanzar mi cometido”, enfatizó.

5. No comer para aliviar sentimientos

A veces las personas comen en exceso cuando están atravesando cuadros de mucho stress, ansiedad, cuando están tristes, preocupadas, enojadas o tratan de sentir alivio o llenar vacíos con la ingestión comida.

“Separar las emociones de las comidas, muchas veces usamos comida para aplacar sentimientos. Necesitamos empezar a trabajar nuestras emociones sin necesidad de usar comida”, acotó.

6. No a dormir poco

También es una equivocación no descansar lo suficiente porque las hormonas nos juegan una mala pasada. Podemos tener más apetito y comer en compensación.

“Tenemos que dormir más de siete horas, hay que hidratarse bien también porque a veces la sensación de sed se confunde con la sensación de hambre. El tereré cuenta también como hidratación, es diurético, pero igual hidrata”, aconsejó.

7. No a los permitidos exclusivos del finde

Eso genera el trastorno por atracón, si uno sabe que solo puede comer el domingo, espera toda la semana, llega super cargado desesperado y no va a poder controlarse con una hamburguesa, va a ser con una hamburguesa y un kilo de helado. Genera un ciclo de restricción, descontrol y sigue porque la persona no tiene un equilibrio.

“Por eso es importante no dejar el permitido para solamente una vez a la semana, permitirse incluir dos cosas ricas en la semana. Se pueden incluir alimentos ricos en la semana. Por eso ese chip es lo peor que existe para una persona que quiere lograr el equilibrio. Si el martes quiero comer una pizza, como dos porciones, pero porque todo el día me porté bien y al día siguiente sigo”, subrayó.

La nutricionista Angie Paiva recalcó en varias ocasiones que es importante no buscar métodos mágicos para bajar de peso, en ese sentido respondió que no es recomendable porque no es sostenible en el tiempo ni saludable para el organismo, hizo hincapié en que lo importante es encontrar un plan de alimentación saludable, eliminar hábitos nocivos y encontrar un estilo de vida que sea sostenible en el tiempo.

Related Posts
Read More

400.000 adultos mayores sin vacunarse y Salud los buscará en barrios y mercados

¿Qué pasa con la vacunación antiCOVID en mayores de 55 años? ¿No quieren o no pueden vacunarse? Ante la falta de un 35% de cobertura en esta franja etaria, el Ministerio de Salud plantea ir a los mercados, barrios populares e incluso a empresas para asegurar el suministro de las vacunas. Los mayores de 55 años que se vacunaron afuera con las monodosis, estarán incluidos.
Read More

Desear y planificar un embarazo, crucial para la salud mental de la madre

El embarazo no solo genera cambios físicos en la mujer, también puede tener un fuerte impacto a nivel de salud mental. Un especialista habla de lo clave que es un embarazo deseado, planificado y contenido para evitar factores que favorezcan el desarrollo de enfermedades como la depresión posparto. Justamente, debido a que sigue siendo un tema tabú, es necesario saber identificarlo para evitar efectos negativos tanto para la mamá como para el bebé.
Read More

Prevención del suicidio: Una guía para identificar y regular emociones extremas

"Crear esperanza a través de la acción", es el lema de este año de la OMS en relación a la Prevención del Suicidio, pero, ¿cómo hacemos para pasar a la acción desde donde estamos o nos toca? Las cifras indican que de cada 10 personas, 5 tienen problemas emocionales. En esta nota, te contamos qué hacer si estás pasando por un momento de crisis y, cómo ayudar, si le pasa a alguien de tu entorno.