fbpx

¿Es efectiva realmente una pastilla para adelgazar?

El clobenzorex es el componente de algunas pastillas recetadas para bajar de peso, porque anula el apetito. Sin embargo, además de tener una serie de efectos secundarios tanto en la mente como en el cuerpo, podría generar un efecto rebote y hacer que la persona vuelva a subir de peso.

La doctora, Viviana Riego, psiquiatra, comentó en una entrevista con Latitud 25 su experiencia con pacientes que han consumido este fármaco, cómo actúa esta droga, sus efectos y sus consecuencias.

Viviana Riego, psiquiatra.

¿Qué es el clobenzorex?

El clobenzorex es anorexígeno similar a la anfetamina. Tiene muchos efectos colaterales por eso se prohibió en otros países. “Muchas veces cuando es indicada, no cuentan en realidad, que es un derivado de la anfetamina y que tiene estos efectos. Sus efectos colaterales son bastante severos sobre todo cuando son tomados a largo plazo”, resalta.

¿Cómo se receta esta píldora?

La doctora explica que generalmente, en Paraguay cuando se indica esta droga lo hacen en preparados magistrales. Agrega que muchas veces, teniendo en cuenta que esta droga tiene efectos estimulantes, a corto y largo plazo, como irritabilidad, aumento de los latidos del corazón, muchas veces lo que hacen acá es darle esta sustancia junto con otra que se llama benzodiacepina para bajar la frecuencia.

La combinación de estas dos sustancias le da una información contradictoria al cerebro, por eso hace que muchas veces no se noten en seguida los efectos adversos.

¿Cómo actúa el clobenzorex?

La doctora Viviana Riego señala que este fármaco libera mucha dopamina y mucha noradrenalina, que son unos neurotransmisores. “¿Y qué pasa ahí? La dopamina funciona mucho en la dependencia y la noradrenalina disminuye el apetito, ¿qué pasa con esta sustancia? Como no se regula normalmente, cada vez necesitás más dosis para llegar a ese efecto, entonces a largo plazo uno puede tomar grandes cantidades para llegar a ese efecto anorexígeno (disminución del hambre)”, remarca.

¿Por qué es tan peligroso?

“Yo soy psiquiatra y voy a hablar por mi parte: da mucha irritabilidad, da mucho cambio de personalidad a largo plazo, hay veces que hay pacientes que dicen que no pueden disfrutar igual, que no saben qué les pasa, que tienen una ansiedad crónica (…) Son mucho más impulsivas, irritables, si uno está irritable o impulsivo, también tiende a abusar del alcohol o de alguna sustancia que baje esa irritabilidad”, añade.

También cuenta con bastante preocupación que el consumo de esta pastilla produce también psicosis, que se traduce en la pérdida de la realidad. “Hay pacientes que tienen los genes del trastorno de la bipolaridad, puede desencadenar eso, a veces uno no tiene en cuenta porque es a largo plazo y cuando uno trata de que vaya dejando le produce un bajón y una fatiga muy importante. Muchos pacientes te dicen: ‘cuando dejo me deprimo’, toda esa limpieza, para que los neurotransmisores vuelvan a ponerse en su lugar, es un largo proceso”, detalla.

Más desventajas, que ventajas

Riego resalta que hay mucho miedo por parte de los pacientes a la fatiga, a la depresión y, por supuesto, a tener un efecto rebote. “Todos sabemos que esta medicación se toma supuestamente por tres meses, y generalmente produce un efecto rebote, más hambre y más atracones. Después de estar limpios (de los efectos del fármaco), te dicen que volvieron a ser ellos, porque realmente va modificando los neuroreceptores”, puntualiza.

Entre los daños colaterales también se ven afectados el corazón, la pastilla puede producir hipertensión grave, sobre todo si se mezcla con otros anorexígenos. Puede causar infartos, accidentes cardiovasculares y más en pacientes con obesidad, alteraciones del sueño.

La presión por ser de talla pequeña

La doctora insiste en la importancia de tomar conciencia sobre todo lo que puede representar utilizar un método que no es natural para perder unos kilos, pero reconoce que es mucha la presión mediática y del entorno.

“que viene un paciente con mucha ansiedad, con mucha tristeza, le da vergüenza de contar y muchos realmente no están al tanto, porque nadie les explica, a veces tienen como una idea, pero es tanto la presión de la sociedad de bajar de peso y una solución rápida por mucha frustración que tienen las personas, pero a la larga, le produce malestar (…) Muchos de los pacientes que toman no tienen obesidad, toman solo para bajar más de peso, por eso me parece muy importante hablar del peligro”, reflexiona.

Responsabilidad médica

Riego lamentó que los especialistas que receten esto a largo plazo, no se detengan a ver la calidad de vida que realmente tiene la persona después de tomar este medicamento. “Te vas, te pesás, bajé de peso y después nosotros (los psiquiatras) somos quienes vemos las consecuencias, por eso me parece muy importante tratar este tema, a mí me parece muy irresponsable y hasta criminal no decirles a las personas cuáles son las consecuencias del anorexígeno”, advierte.

Sostiene ya vio muchos casos en su consultorio y también resaltó que se usa mucho el fenproporex. “Hay muchas historias de médicos que supuestamente son naturalistas y le dan estos preparados. Muy extraño todo, uno piensa, el paciente no mejora (…) Uno empieza a excavar y ahí aparece el famoso preparado”, relata.

“Lastimosamente es un secreto a voces, muchos saben, al final nunca terminás dando con las personas que le dan (recetan el clobenzorex). Me dijeron médicos, nutricionistas (…) Mi pregunta siempre es, ¿te explicaron lo que te puede producir? Y te dicen que no”, confiesa.

¿Qué puede hacer una persona cuando se le receta este fármaco?

“No puedo decir consultar al médico, porque son médicos los que recetan, pero sí investigar”, refiere y acota que es muy importante consultar con otros profesionales, más si se trata de preparados que no vengan con un prospecto.

“Le pido a la gente que desconfíe de todo aquello que no tiene un control de calidad. Muchas de las cosas que se dan de forma magistral, no sabemos qué tiene, mucha gente cree que toma cosas naturales, cree que tiene pasiflora y mentira, tienen anoréxicos, benzodiacepina”, alerta.

Más control

Además, la especialista de la salud mental expresa su malestar porque en el país no se realicen mayores controles sobre los medicamentos preparados.

“Muchas veces ya hablamos de esto a nivel sociedad, es como que en Paraguay cuesta demasiado que se regule. Realmente falta un control, de igual manera se hacen muchas denuncias que quedan en la nada también, no digo en este caso en específico. Tampoco nunca vi en mi experiencia ninguna receta con la firma de un médico de cómo tienen que tomar, cierto que también son pacientes que tienen muchos años de consumo y entonces retiran nomás ya su preparado”, concluye.

Deja una respuesta
Related Posts
Read More

¿Qué le digo a alguien que me habla de suicidio?

Todos los días, al menos una persona se suicida en Paraguay, y en el mundo, aproximadamente cada 40 segundos. Si deliberadamente no comenzamos a debatir sobre este tabú, seguirá siendo un drama silencioso de grandes proporciones. ¿Cómo asistimos a una persona con ideación suicida? En este material respondemos algunas preguntas comunes.
Read More

Reducción de contagios descomprime demanda hospitalaria por primera vez en más de un año

La cantidad de pacientes internados a causa del COVID-19 sigue disminuyendo desde la semana pasada, después de prácticamente un año de colapso generalizado del sistema hospitalario. Ante este escenario, el personal de salud se encuentra más tranquilo, sobre todo en el hospital del Ineram, en donde por cada 100 camas, 20 están disponibles por primera vez desde el inicio del pico de la pandemia.
Read More

En 2022, pese a la Ley Anita, hay menos cantidad de trasplantes de órganos

Siempre leemos que donar salva vidas, pero a la hora de hacer que esta frase sea real, el desafío es enorme. Desde el Instituto Nacional de Trasplante reconocen que a pesar de que la Ley Anita ayudó a mejorar la situación en algún momento, aplicarla es todavía un enorme desafío, por negativa de los familiares quienes incluso recurren a la violencia, además de otros factores, que hacen al 2022 un año muy difícil para quienes esperan un donante.
Read More

Hongo negro: “Existió antes de la pandemia y va a seguir existiendo”

La aparición de más casos del "hongo negro" o mucormicosis, en la India y otros países, está causando alerta en la región, ya que es asociada al COVID-19. En Paraguay, especialistas aseguran que esta enfermedad ya se diagnostica y trata desde hace años, por lo que piden mantener la calma. "Existió antes de la pandemia y va a seguir existiendo", dijo Patricia Araújo, bioquímica del Laboratorio Central.